Background Image

Qué es la disortografía y cómo influye en el rendimiento escolar

La disortografía se refiere a la dificultad significativa en la trascripción del código escrito de forma inexacta, es decir, a la presencia de grandes dificultades en la asociación entre el código escrito, las normas ortográficas y la escritura de las palabras. De esta forma las dificultades residen en la asociación entre sonido y grafía o bien en la integración de la normativa ortográfica, o en ambos aspectos. Por tanto, no se producen asociaciones correctas entre la imagen visual, auditiva, articulatoria y motriz de las palabras, con los grafemas correspondientes (b/ v) (g/ j).

La disortografía, a pesar de que a menudo va ligada a la Dislexia o a la Disgrafía, se debe de entender como una entidad aparte, aunque resulta especialmente frecuente su asociación a la disgrafía. A los niños les resulta difícil asociar la escritura con las normas ortográficas, por eso tienen problemas para reconocer, comprender y reproducir los símbolos escritos.

Causas de una disortografía

Las causas de una disortografía pura son más fáciles de determinar que en una dislexia.

Causas de tipo perceptivo

Al igual que en la dislexia, existen deficiencias en percepción, en memoria visual y auditiva, o a nivel espacio-temporal. Estas dificultades pueden ocasionar problemas a la hora de discriminar los sonidos de los fonemas, de retener la secuencia sonora escuchada para transcribirla, discriminar grafemas con rasgos similares, recordar peculiaridades ortográficas que se apoyan en memoria visual…

Causas de tipo intelectual

Un déficit o inmadurez intelectual determina el fracaso ortográfico, puesto que son necesarias ciertas operaciones lógico-intelectuales para lograr una transcripción correcta del código escrito, una adecuada correspondencia fonema-grafema y un correcto conocimiento de los diversos elementos lingüísticos.

Causas de tipo lingüístico

Problemas del lenguaje oral (dislalias o disartrias) o un deficiente conocimiento y uso de vocabulario.

Causas de tipo afectivo-emociona

Bajo nivel de motivación. Cuando el niño no está suficientemente motivado para realizar un acto escritor correcto, presta menos atención a la tarea y comete más errores.

Causas de tipo pedagógico

Las dispedagogías aparecen cuando el método de enseñanza que se está utilizando resulta inadecuado o no se ajusta a las necesidades individuales del alumno.

Errores principales o dificultades en la escritura del niño con disortografía

  • Dificultades para realizar la asociación entre fonemas y grafema, de ahí que cambien unas letras por otras, sin sentido ninguno muchas veces.
  • Omisiones de fonemas, en general consonánticos (“como” por cromo, “lo” por los), de sílabas enteras (“car” por carta) y de palabras
  • Adiciones de fonemas (“tarata” por tarta), de sílabas enteras (“castillollo” por castillo) y de palabras
  • Inversiones de grafemas dentro de sílabas inversas (“aldo” por lado ) mixtas – (“credo” por cerdo) y compuestas (“bulsa” por blusa),
  • Sustitución de letras que se diferencian por su posición en el espacio (d/p, p/q) o similares por sus características visuales (m/n, o/a, l/e)
  • Escritura de palabras o frases en espejo (muy poco frecuente)

Errores de ortografía cuyo aprendizaje depende de la memoria visual

  • Confusión de palabras con fonemas que admiten doble grafía (b/v, ll/y)
  • Confusión en palabras con fonemas que admiten dos grafías en función de las vocales (/g/, /z/, /c/, /j/)
  • Omisión de la letra h por no tener correspondencia fonética
  • Dificultades para separar las secuencias gráficas pertenecientes a cada secuencia fónicas mediante los espacios en blanco correspondientes. Aparecen uniones de palabras (Lacasa), separaciones de sílabas que componen una palabra (es-tá)

 Errores generales de ortografía

  • Infringir las reglas de puntuación.
  • No respetar mayúsculas después de punto o a principio de escrito.
  • No poner m antes de p y b.

Existen una serie de test específicos para el diagnóstico de la disortografía que, además, ayudan a detectar su causa. Es un problema que tiene solución pero se requiere realizar un diagnóstico preciso y elaborar un plan de intervención individualizado para poder evitar las dificultades académicas y las repercusiones psicológicas que pueden derivarse.

En Visualia impartimos talleres orientados a resolver este problema. En el enlace encontrarás información sobre el próximo Taller “Ortografía fácil y divertida”

Etiquetas: aprendizaje, ortografía

Login