Background Image

Centro de optometría gijon

Ambliopía (ojo vago)

¿Qué es la ambliopía (ojo vago)?

La ambliopía (denominada "ojo vago") se caracteriza por una agudeza visual baja (igual o menor al 60%), sin lesión aparente del ojo, y que no se puede corregir con medios ópticos. En algunos casos puede producirse una ambliopía bilateral (en los 2 ojos).

 

El ojo vago, además de tener baja agudeza visual, tiene dificultad en todas las Habilidades Visuales. Por tanto, sus movimientos oculares, la acomodación, la coordinación ojo mano, la fijación ocular, etc., son peores que en el otro ojo. Debido a estas diferencias, los ojos no colaboran entre sí.

Causas de la ambliopía

Es muy importante que los dos ojos reciban los mismos estímulos para que adquieran un nivel óptimo que permita el desarrollo de una buena binocularidad (uso de los dos ojos al mismo tiempo).

Las causas de la ambliopía pueden ser: estrabismo, anisometropia (diferente graduación de un ojo a otro), defectos refractivos mal corregidos, enfermedades oculares (cataratas congénitas, ptosis...), otras.

¿Cómo detectar la ambliopía?

La ambliopía puede ser detectada por padres y educadores con una simple prueba

  • Tapar al niño uno de los ojos, observar sus reacciones y repetir la prueba ocluyendo el otro ojo. Si el pequeño es ambliope, verá peor por uno de ellos.

¿Cómo prevenir la ambliopía?

  • Evitar tapar un ojo: (al estar echado en la cuna sobre el mismo lado,al tener la cuna junto a una pared, al darle el biberón siempre sujeto en el mismo brazo, que el pelo le tape uno de los dos ojos, que tenga costumbre de escribir "echado", etc.)
  • Revisiones periódicas: se pueden realizar estudios optométricos desde el primer año de vida para detectar la aparición de la ambliopía.

¿Cómo tratar la ambliopía?

A lo largo de la vida se siguen formando conexiones entre las neuronas. Por tanto, aunque es mejor tratar la ambliopía en la infancia, también se obtienen buenos resultados en adultos, que además tienen más interés, voluntad y constancia.

El tratamiento clásico tapa el "ojo bueno" para obligar al otro ojo a realizar todas las funciones visuales. El inconveniente es que al destaparlo, como no se le ha enseñado a usarlo en conjunto con el otro, el ojo ambliope vuelve a disminuir su agudeza visual.

  Para la Optometría Comportamental es fundamental conseguir que los dos ojos trabajen en conjunto.  

Visión

Visión

Audición

Audición infantil

Aprendizaje

Hablemos de problemas de aprendizaje

Problemas

Hablemos de problemas AUDITIVOS

Login