Background Image

Audición

Cuando el niño viene al mundo, la ruta auditiva ya está formada, pero necesita ser estimulada para desarrollarse y madurar.

A lo largo de los 3 primeros años de vida el niño recibe gran cantidad de estímulos de su entorno, y comienza a analizarlos y procesarlos. Gracias a esto aparece la comprensión y el lenguaje; inicialmente más rudimentarios pero que van sofisticándose paulatinamente, en función del entorno en el cual se desarrollan.

A lo largo de estos primeros años de vida se van a ir organizando las diferentes funciones básicas del Procesamiento Auditivo Central, tienen que ver con la conexión sensorial auditiva con el entorno, la localización de la fuente de sonido, el control del volumen de entrada, el filtrado de la señal de entrada y el código fonológico.

Por nuestra ruta auditiva entran fundamentalmente dos tipos de estímulos:

1. Sonidos con significado del entorno

2. Símbolos abstractos o palabras

Si ambos estímulos se reciben y procesan de forma adecuada, entenderemos el mundo que nos rodea desde el punto de vista auditivo. Pero si la percepción no es adecuada o el estímulo no se procesa de forma correcta, tendremos una pobre o nula comprensión auditiva del mundo. Este problema de comprensión será evidente en todas las áreas funcionales del ser humano el aprendizaje, la lectura, el lenguaje, la relación con los demás, problemas espaciales, etc. Según sea el grado de los problemas auditivos, mayor o menor será la intensidad con la que se manifiestan los síntomas.

Los problemas auditivos suelen ser ignorados bajo afirmaciones categóricas del tipo "si un niño oye, debe oír bien". Esto no nos lleva al fondo del problema, porque entre meramente oír, y oír adecuadamente para entender y hablar, existen distintos niveles de procesamiento de la información. Se denomina Procesamiento Auditivo Central, "a lo que hace nuestro cerebro con lo que oímos"; a todo el filtrado previo de la información, antes de llegar a la comprensión, que debe realizar el Sistema Nervioso Central.

No hablamos de sordera o de cantidad de audición, sino de su calidad, de la forma en que la información auditiva llega al cerebro.

Visión

Visión

Aprendizaje

Hablemos de problemas de aprendizaje

Problemas

Hablemos de problemas de aprendizaje

Problemas

Hablemos de problemas AUDITIVOS

Login