Background Image

Aprende a aprender

"Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender."

Herbert Gerjuoy

Las estadísticas parecen demostrar que gran parte de los estudiantes abusan de estrategias de aprendizaje simples, centradas en la repetición memorística y mecánica, comprometiendo de este modo la comprensión de los contenidos. Desconocen cómo planificar y organizar su estudio y tienen una tendencia poco reflexiva a ejecutar sin que medien suficientemente los procesos de análisis y razonamiento requeridos, sobre lo que tiene que aprender y sobre su propio aprendizaje.

 

La ley Orgánica 8/2012 para la Mejora de la Calidad Educativa, así como todas sus predecesoras, recoge la competencia APRENDER A APRENDER en el currículo de todas las etapas educativas. El Parlamento Europeo la define como:

“Competencia vinculada al aprendizaje, a la capacidad de emprender y organizar un aprendizaje ya sea individualmente o en grupos, según las necesidades propias del individuo, así como a ser conscientes de los métodos y determinar las oportunidades disponibles.” 2006/962/CE

En VISUALIA nos hemos propuesto desarrollar esta competencia a través de las estrategias de aprendizaje y del desarrollo de los procesos cognitivos y metacognitivos que las sustentan (procesos de comprensión, atención y memoria) con la intención de que los estudiantes mejoren la calidad del aprendizaje, sean más eficientes, mejoren el rendimiento académico y alcancen un aprendizaje autónomo.

“Poner en marcha las estrategias de aprendizaje no es algo que surge espontáneamente, necesita una enseñanza intencionada”

Carles Monereo

Estratejias de aprendizaje

 

Las estrategias de aprendizaje se consideran un conjunto de ACTIVIDADES MENTALES DE ORDEN SUPERIOR, que son realizadas intencionalmente por el individuo en situaciones concretas de aprendizaje para facilitar la adquisición de conocimiento y que el estudiante elige con la finalidad de realizar una tarea de forma idónea para facilitar la adquisición, el almacenamiento y/o la utilización de la información.

Así, por ejemplo, en la lectura, la aplicación de estrategias para procesar un texto y buscar soluciones a los problemas que pueden ir planteándose, junto con la competencia lingüística, los conocimientos y experiencias previas, los cuales van a favorecer la construcción del significado, es decir, su comprensión.

Para trabajar las estrategias así como el resto de actividades de aprendizaje es fundamental actuar, además, en todos los procesos cognitivos implicados. Por tanto es imprescindible desarrollar aspectos como el control atencional (atención selectiva y mantenida), la memoria de trabajo y la flexibilidad cognitiva.

“No hay aprendizaje sin memoria, no hay memoria sin atención”

“Cada nuevo dato o concepto que aprendemos se añade y se conecta a la red existente. De forma que, cuando codificamos algo nuevo, no sólo se vincula a la red existente, sino que forma a su vez otro gancho donde colgar o conectar muchas más asociaciones. Cuanto más aprendemos y recordamos, más grande es nuestra capacidad para el futuro aprendizaje y la memoria”.

Colin Rose, Accelerated Learning

Login